Centro Veterinario SAN FRANCISCO
Centro Veterinario SAN FRANCISCO

VIAJAR CON ANIMALES POR EUROPA:

Desde el día uno de enero de 2012, los animales que viajen a Irlanda, Reino Unido, Malta y Suecia, tendrán que tener los siguientes requisitos:

 

 

  1. Estar identificados con microchip.
  2. Disponer de pasaporte que certifique: que se la ha inoculado la vacuna antirrábica y que se han aplicado medidas preventivas en relación a otras enfermedades del animal.
  3. El único sistma válido de identificación será el microchip.
  4. Para viajar a Finlandia, Irlanda, Malta y Reino Unido, han de estar desparasitados frente a Echinococcus multicolularis en un periodo de tiempo comprendido entre las 120 horas y las 24 horas antes de cruzar la frontera del país de destino.
  5. No es obligatorio desparasitar frente a garrapatas, aunque si recomendable.

NOTA: información obtenida del Reglamento 998/2003 del Parlamento Europeo. Normas zoosanitarias aplicables a los desplazamientos de animales de compañía sin ánimo comercial.

 

 

DE VACACIONES CON TU MASCOTA:

 

 

Llega la temporada de las vacaciones, de escapadas cortas, de fines de semana, del buen tiempo, de viajar.

 

            Si tienes mascotas, seguro que te interesa saber algunas indicaciones sobre qué hacer con ellas en tus escapadas, o en tus vacaciones. En primer lugar, decidas lo que decidas, es importante que le hagas un chequeo general a tu mascota, si hace tiempo que no has visitado a tu veterinario, este es un buen momento.

 

            El chequeo general consiste en una exploración general del animal,  se puede hacer un análisis de sangre para detectar posibles problemas que no se ven con la exploración general, y los test de parásitos hemáticos que puedan ser precisos, en función del riesgo de enfermedades transmitidas por parásitos externos (pulgas, garrapatas y mosquitos), que tengas en la zona donde vivas. Si todo está bien, poner al día las vacunaciones y desparasitaciones intestinales y externas, es fundamental para afrontar la temporada estival. Vacunas como la de la tos de las perreras son importantes para prevenir procesos traqueobronquiales, muy aparatosos y a veces complicados.

 

            Si tu mascota es mayor o si tiene problemas cardiacos, es fundamental una revisión general en estas semanas para tomar medidas y evitar en lo posible recaídas durante la temporada.

 

            Una vez que sabes perfectamente cómo está tu mascota, es el momento de decidir qué vas a hacer con ella durante las vacaciones. Tienes dos posibilidades: llevarla contigo o dejarla en una residencia canina o felina. Por supuesto tienes la opción de dejarla con unos familiares o amigos, siempre que tanto tu animal como los cuidadores temporales tengan buen feeling mutuamente.

 

            Por regla general, las vacaciones suponen un estrés para las mascotas. Según los casos, se suele recomendar que para escapadas de 3 ó 4 días, se recurra a los servicios de alojamiento de una residencia canina. En caso de viajes más largos, el llevarlo contigo no es descabellado.

 

            Si decides llevarlo a una residencia canina o felina, lo primero que tienes que hacer es elegirla. Para ello tienes que acudir tú personalmente a ver el sitio,  hablar con las personas que se van a encargar de cuidar a tu mascota, ver las instalaciones. Es mejor siempre que seas tú de primera mano quien se convenza de lo bueno o lo malo que es ese sitio para tu mascota. Instalaciones, limpieza, programa sanitario, requisitos de entrada (los mismos requisitos de entrada que te pongan a ti se los pondrán a los demás, cuantos más sean, sobre todo a nivel sanitario, más tranquilidad), etc. Y recuerda una cosa, como en casa, nunca va a estar, pero al menos que esté en el mejor sitio que consideres que puede estar. No olvides dejarle su camita y algún juguete para que el estrés sea menor.

 

            Si dejas a tu compañero o compañera con familiares o amigos, no solo has de valorar la disponibilidad de éstos para quedarse con tu mascota. También has de ver el apego y la relación que tu mascota tiene con ellos. Para evitar que problemas de comportamiento o problemas de adaptación que tarde o temprano tu mascota va a somatizar y a desembocar en algún proceso patológico.

 

            Si estás decidido o decidida a viajar con tu mascota, te voy a dar una serie de consejos que has de tener muy en cuenta a la hora de planificar tu viaje.

 

VIAJAR POR ESPAÑA:

 

            Has de viajar con la documentación del animal: cartilla de vacunación o pasaporte, animal identificado, vacunado y desparasitado. Un acicalado previo a la salida de vacaciones no va nada mal: cepillado, corte de pelo si procede, corte de uñas y baño. De este modo no te verás en la necesidad de realizar dichos menesteres en tu destino vacacional y podréis disfrutar más de vuestro tiempo juntos de vacaciones.

 

            El equipaje de tu mascota consistirá en: cepillo o peine, producto antiparasitario tópico, cepillo y pasta dental (no hay que olvidarlo durante las vacaciones), collar, correa, bozal, comida (preferentemente alimento seco), bebedero, comedero, bebedero de viaje para las excursiones y bolsas para las deposiciones.

 

            Si tu destino es un hotel o un complejo de apartamentos, infórmate previamente de que admitan mascotas, y del coste que supone el albergar a tu mascota en el hotel de destino. También es interesante que te informes de la existencia de residencias caninas o felinas en el destino donde vas, por si fuera necesario el utilizar sus servicios. El ir informado no supone ninguna carga.

 

            En nuestro país, no se permite la entrada de perros en muchas tiendas, en museos ni en restaurantes.

 

Para viajar por nuestro país, puedes elegir varios medios de transporte, los principales son:

 

            Viajar en coche:

 

            Si el animal viaja en tu coche particular, has de saber que es obligatorio que el animal esté separado físicamente del conductor (barrera metálica), o en su defecto que esté sujeto mediante arnés a la fijación del cinturón de seguridad. En caso de ir en el maletero, ha de haber suficiente espacio y ventilación para éste. Una caja de transporte de animales o transportín de tamaño adecuado y bien sujeta es una buena opción para que tu mascota viaje cómodamente en el coche, siempre con una buena ventilación.

 

            Si tu perro se marea durante el viaje, se pueden administrar tratamientos antieméticos y sedantes, para ello has de consultar con tu veterinario, pero en cualquier caso se recomienda un ayuno de 12 horas de sólidos y de 3 a 4 horas de líquidos. A los animales cardiópatas no está indicado administrarle este tipo de fármacos. En el caso de los gatos que padezcan asma felino, pueden sufrir ataques ante situaciones que le provoquen nerviosismo, en este caso si se les puede administrar tranquilización.

 

            Cada 2 ó 3 horas has de parar para que tu perro ande un poco, estire las piernas y respire aire puro. Recuerda que has de sujetarlo bien con la cadena o correa antes de que el animal salga del vehículo, y tienes que valorar seriamente los posibles peligros tomando las medidas oportunas antes de salir del vehículo con tu mascota. No dejes bajo ningún concepto solo a tu perro o a tu gato en el coche mientras estás en una cafetería o comiendo, las altas temperaturas que se alcanzan en el vehículo, aun con las ventanillas un poco abiertas, provocarán una hipertermia en tu perro que dará lugar a un golpe de calor, con consecuencias que pueden llegar a provocar la muerte del animal.

 

            Un último consejo, evitar que el animal saque la cabeza por la ventanilla, ya que cuando lleguemos a destino nos podemos encontrar con una otitis o una conjuntivitis de mayor o menor gravedad.

 

            Viajar en autobús:

 

            No hay normativa al respecto, suelen viajar en el compartimento de equipaje del autobús.

 

            Viajar en tren:

 

            En el caso de cercanías, no hay problema si el animal va en el transportín, puede viajar con nosotros. También pueden viajar sujetos y con bozal. Según los destinos, suele haber restricción de horarios, suelen ser horas punta. En el caso de largo recorrido y alta velocidad si no molesta a los demás viajeros, y ninguno  de ellos pone impedimentos puede viajar con nosotros, en caso contrario tendrá que ir en el vagón de carga, abonando la tasa correspondiente.

 

            El animal ha de viajar en una jaula que no exceda de las medidas  de  60 x 35 x 35. El transportín ha de ser impermeable y permitir la limpieza de los residuos en caso de que se generen. Se habrá de abonar una cantidad  que dependerá de la categoría en la que viajemos.

 

            Hay que informarse detalladamente de los requisitos antes de la adquisición del billete para no encontrarnos con sorpresas de última hora.

 

            Viajar en barco:

 

            Generalmente las navieras no permiten que los animales viajen en camarotes, según el tamaño del animal y la naviera, puede que permitan que tu mascota viaje contigo en el camarote, pero no en caso de ser mayor de 6 kg. de peso.

 

            Suelen ir alojados en compartimentos de carga, dentro de un trasnsportín adecuado a su tamaño. En el caso de los ferrys, pueden viajar en el interior de vehículos, y en algunos casos, están admitidos en la zona de butacas.

 

            Es recomendable informarse previamente en la naviera de las condiciones en las que puede viajar nuestra mascota.

 

            Un último apunte, tu mascota también se puede marear en el barco.

 

            Viajar en avión:

 

            Cada aerolínea tiene sus reglas al respecto.

 

            La Asociación Internacional de Transporte Aéreo establece las siguientes recomendaciones, que no son de obligado cumplimiento por parte de las compañías aéreas.

 

            Los animales pueden viajar como equipaje de mano en cabina junto al pasajero, pero no todas las aerolíneas lo permiten.

 

            También pueden viajar como equipaje en la bodega del avión, alojados en un contenedor resistente, irán facturados. El contenedor lo ha de proporcionar el propietario del animal (comprado o alquilado). Si vas a comprar una jaula, es recomendable adquirirla una o dos semanas antes, para que tu mascota se acostumbre poco a poco. Ha de ser suficientemente grande para que el animal se pueda tumbar, poner de pie y darse la vuelta en su interior. Ha de ir rotulada con la indicación “ANIMAL VIVO”, y el nombre, apellidos, dirección y contacto de la persona responsable del animal. Será de material resistente, con fondo impermeable.

 

            El peso total del transportín con el animal dentro ha de ser no superior a 45 kg. En el caso de ser un peso superior, transportarán al animal como carga y el no te aseguran que el animal viaje en el mismo vuelo que tú. Lo cual no es muy agradable, pues no sabes cuándo llegará tu mascota al destino.

 

            Tu mascota puede ir contigo en cabina, siempre y cuando no moleste a otras personas. Para ello tendrás que solicitar una autorización previamente. Se facturará como equipaje de mano, y el peso del transportín junto con el animal no ha de ser superior a 6 kg. de peso. Las medidas máximas del transportín serán 45 x 35 x 25, y se podrá situar a tus pies en el avión, sobre ti o bajo tu asiento. Nunca en filas que sean salidas de emergencia.

 

            Suelen limitar a 2 el número de animales para viajar en cabina, aunque en el caso de pájaros, podrán ir varios en la misma jaula.

 

            En ningún caso el animal podrá salir del transportín.

 

            La reserva se ha de realizar con bastante antelación, y avisar de la incidencia.

 

            Si el animal va a viajar en bodega, se entregará en la terminal de carga al menos 3 horas antes de la salida del vuelo. El coste es variable según el peso, y depende del lugar donde se transporte. En cualquier caso se ha de abonar una tasa con la tarifa de exceso de equipaje.

 

            Los perros lazarillo viajan gratis en la cabina del avión junto a su propietario.

 

            VIAJAR AL EXTRANJERO:

 

            Las recomendaciones son las mismas que en el caso de viajar por España, pero además, según el país donde te dirijas habrá unas normas de entrada que en cualquier caso tendrás que cumplir, por lo que es fundamental que las conozcas para no encontrarte con sorpresas en la frontera.

           Mi recomendación es que te dirijas al consulado o embajada del país de destino y allí te informes de los requisitos de entrada.

 

 

Miguel F. Castillo Rodríguez

 

Veterinario

 

Centro Veterinario SAN FRANCISCO

 

Avd. de Roquetas, 138

 

04740 Roquetas de Mar

 

www.vetroquetas.es

 

e-mail: consulta@vetroquetas.es

 

Tel: 950 32 51 53

 

Contacto

Centro Veterinario

SAN FRANCISCO
Avd. de Roquetas 138

Avd. del Sabinal, 558
04740 Roquetas de Mar

 

Correo electrónico: consulta@vetroquetas.es


También puede llamarnos a los teléfonos: 950325153 ó 950335528. O bien utilizar nuestro formulario de contacto.

Centro Veterinario          SAN FRANCISCO.           en redes sociales :